jueves, 18 de septiembre de 2014

INSTITUCION EDUCATIVA HAROLD EDER

INSTITUCIÓN EDUCATIVA HAROLD EDER
MISIÓN
La Institución Educativa Harold Eder, a través de su Proyecto Educativo Institucional, ofrece a la comunidad palmirana formación integral:   académica y técnica comercial y sistemas, para lograr ciudadanos con alto grado de compromiso personal y social, líderes renovadores y competitivos, con un proyecto de vida que les genere oportunidades de progreso.
VISIÓN
En el 2016 la Institución Educativa Harold Eder  prestará un servicio de  calidad a la comunidad educativa.  Contará con el personal idóneo y una planta física adecuada. Los egresados serán ciudadanos íntegros fortalecidos en los valores: responsabilidad, respeto y sentido de pertenencia, con alto grado de sensibilidad frente a los problemas sociales. Serán competentes en el área comercial y de sistemas.
VALORES INSTITUCIONALES 
1. RESPETO El respeto es un valor que permite a la persona reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades del prójimo y sus derechos. Es decir, el respeto es el reconocimiento del valor propio y de los derechos de los individuos y de la sociedad. 
El  respeto  institucionalmente se evidencia  en las siguientes  acciones:
-Respeto por la persona como tal, sus derechos,   pertenencias, espacios, opiniones  y  particularidades.
-Respeto por las normas establecidas en el manual de convivencia.
Respeto por  el entorno social, cultural y  natural que conlleva a: -La conservación del ambiente, plantas, animales, fuentes de recursos renovables, y con ello,  las buenas practicas ecológicas como el manejo de residuos sólidos.
-El cuidado y conservación de la planta física, muebles, equipos, materiales, herramientas,  entre otras.
Cuando una persona  se apropia del valor del respeto  favorece su autoestima, se respeta así misma; es tolerante, acepta al otro,  sus ideas, juicios y acciones;  es solidario, capaz  de mirarse en los demás  y demostrar empatía, benevolencia y aceptación.
2. RESPONSABILIDAD la responsabilidad es la habilidad del ser humano para medir y reconocer las consecuencias de un episodio que se llevó a cabo con plena conciencia y libertad. 
Por lo tanto, una persona responsable es aquella que desarrolla una acción en forma consciente y que puede ser imputada por las derivaciones que dicho comportamiento posea. De este modo, la responsabilidad es una virtud presente en toda persona que goce de su libertad.
Institucionalmente la responsabilidad  va desde el cumplimiento mismo del rol que desempeñe dentro de la comunidad educativa, el cual está  muy bien estructurado en los perfiles, manual de funciones y código de ética de la I.E, Manual de convivencia y cada una de las reglamentaciones que se generen para el ejercicio de la sana convivencia.
La responsabilidad de cada individuo repercute  en la imagen que proyecta la institución a la comunidad.
3. SENTIDO DE PERTENENCIA
El sentido de pertenencia significa arraigo a algo que se considera importante, como las personas, cosas, grupos, organizaciones o instituciones, que contribuye a alejar o atenuar la soledad, el egoísmo y la indiferencia, permitiendo crear sentimientos de afecto, motivación, superación y tenacidad frente a una meta común.
El sentido de pertenencia, es la satisfacción de la persona al sentirse parte integrante de nuestra institución educativa. De este modo, se siente identificado con el resto de los integrantes, a quienes entiende como pares.
El sentir   que se es parte de la Institución   favorece el ejercicio de las actividades que se han asignado  legal o moralmente, con eficiencia, eficacia y efectividad, con un alto  compromiso humano.
Gracias a este valor la Institución adquiere su verdadera identidad como referente cultural, social, académico y deportivo dentro de la comunidad.
Con sentido de pertenencia se logra un ambiente sano,  acogedor,  que repercute en el buen desarrollo integral de la persona.
     POLITICA DE CALIDAD
“Ofrecer a la comunidad educativa un Proyecto Educativo Institucional que satisfaga sus necesidades y expectativas, gestionando los recursos y la capacitación idónea del talento humano, con una efectiva planeación estratégica a través del mejoramiento continuo, el compromiso de todos, excelente comunicación entre sus estamentos y un agradable ambiente de trabajo y de estudio, para brindar educación de calidad.”
RESEÑA DE LA 
INSTITUCIÓN EDUCATIVA HAROLD EDER
IMAGEN 1. HAROLD EDER
iMAGEN 2. FACHADA SEDE 1. HAROLD EDER
La Institución Educativa Harold Eder está ubicada el barrio Zamorano de la comuna Uno, carrera 32 # 61-96 del municipio de Palmira, departamento del Valle del Cauca. La mayoría de las viviendas del sector son de estrato dos y sus habitantes en un buen porcentaje laboran en los ingenios azucareros y en negocios comerciales independientes y en la prestación de servicios.
IMAGEN 3. SEDE 1. HAROLD EDER
En la comunidad, por la tradición, la institución es conocida como la escuela de varones ya que fue creada por sus habitantes con el fin de brindar educación  a los niños varones. 
Antes de la aparición del Centro Educativo Harold Eder ya existía la escuela José Manuel Groot, construida por el ingenio Manuelita en el tiempo que realizo la urbanización del barrio Zamorano, con el objetivo de ofrecer educación a los hijos e hijas de los trabajadores, que en su mayoría habían adquirido su vivienda propia.
Los niños y niñas que ingresaron a la escuela José Manuel Groot venía desescolarizados lo cual generó problemas de comportamiento e irrespeto de unos a otros, especialmente hacia las niñas, lo cual provocaron la separación de los varones de la escuela. Ante esta situación los padres de familia se vieron abocados a organizarse, como lo habrán hecho para construir sus viviendas, y decidieron asumir el reto de levantar una nueva sede para sus hijos. 
IMAGEN 4. SEDE 1. HAROLD EDER
Los abanderados de esta causa fueron los miembros de la junta de acción comunal, quienes consiguieron el terreno con el apoyo del Ingenio Manuelita en cabeza de l señor Harold Eder su gerente, quien les dio la oportunidad de adquirir un lote de terreno el cual pudieron pagar en cómodascuotas mediante la venta de fritanga y con aportes en efectivo de la comunidad.
El señor Harold Eder mas tarde fue secuestrado y murió pocos meses después de su liberación, convirtiéndose  en el primer plagiado de Colombia, hecho que causo gran conmoción en todo el país. 
Las  virtudes y la generosidad de espíritu comunitario del señor Harold Eder, motivaron a que la comunidad tuviera en cuenta su nombre, el cual  fue asignado a la escuela recién construida y  fundada  en 1964.
En la construcción de la escuela Harold Eder se contó con la colaboración y apoyo de la secretaría de obras públicas del Municipio de Palmira, quien apropió dinero del programa Alianza Para el progreso,  que se venía realizando en todo el país. Los aportes consistieron en ladrillos, cemento, piedra, arena, tejas y madera para la construcción de los primeros salones de clase. La comunidad coloco su mano de obra.
De esta manera, con la participación de la gente del barrio Zamorano se pudo solucionar el problema de educación de los niños.  Entre las personas más colaboradoras estuvieron el señor Julio Echeverri, Benito Cabrera, Juan B. Figueroa, Soledad Silva, Porfirio Campaña, Luís Eduardo Potes, Luís Alfonso Méndez,  Braulio Castro, Rafael Vallejo, Alfonso Hernández, entre otros.
La Escuela de Varones Harold Eder se distinguió con el número 1548 e inicio labores el 3 de octubre de 1964, siendo supervisora escolar la señorita Estelia Quintero y su primer director fue el señor Guillermo León Sánchez. Contó además con dos profesores: Tulio Enrique Varela Troncho y Harvey Posso Arce, para un total de 65 alumnos.
Los moradores del barrio zamorano no se detuvieron con la gran labor realizada y emprendieron la ampliaron y mejoramiento de los salones para albergar la gran demanda de niños que crecía de manera vertiginosa. Siempre con el apoyo de la junta de acción comunal y la asociación  de padres de familia.
Durante la década de los setenta se contaba con salones amplios, dotados de silletería, un restaurante escolar con mesas blancas de madera, una vivienda para la vigilancia, baterías sanitarias, una motobomba, un gran tanque que suministraba agua a la comunidad, un patio pavimentado con cancha para baloncesto y voleibol, un amplio patio trasero y lateral arborizado y la dirección de la escuela. La parte frontal estaba encerrada en malla y la lateral en ladrillo. Luego la escuela paso a tener el número  75.
En 1974 para tratar de solucionar el problema educativo de la comunidad el colegio Cárdenas puso en funcionamiento un satélite con alumnos de 1º  y 2º de bachillerato, pero no tuvieron continuidad.
IMAGEN 6. SEDE 3. EDUARDO SANTOS
Para estar a la vanguardia en los procesos educativos, durante la década de los ochenta se construyeron dos salones más para recibir un mayor número de alumnos. En 1981 se convirtió en una escuela mixta y las niñas se matricularon en los grados primero a quinto de primaria.
Durante la década de los noventa se puso en funcionamiento los grados de transición, como un sistema de fortalecimiento educativo en el país. 
Para ampliar la cobertura la construcción llegó a los doce salones distribuidos en dos plantas, con baterías sanitarias, canchas de microfútbol y baloncesto en un terreno cedido en comodato para que se utilizara como zona de recreación. 
Las instalaciones se ampliaron en 1994 y se colocaron en funcionamiento como un anexo del colegio Politécnico, el cual ocupaba los doce salones con estudiantes de bachillerato de los  grados 6º a 9º  en la jornada de la mañana, mientras que la escuela Harold Eder amplió su número de grupos en la jornada de la tarde. Ese mismo año la escuela puso en funcionamiento el grupo 6º con 36 estudiantes y el Politécnico hizo el acompañamiento hasta el año mil novecientos noventa y nueve (1999).
En el año 1997 se recibió la licencia de funcionamiento como Institución Educativa con la Resolución 0485 del 03 de julio con énfasis en comercio.
En el año dos mil se compraron veintiocho computadores y se organizó la sala de sistemas. Ese mismo año se efectúo la primera graduación de alumnos del grado noveno, se obtuvo el nombramiento de nuevos docentes y el cupo de alumnos se amplió considerablemente.
IMAGEN 7. SEDE 4. VICENTE ESCOBAR
En mayo de dos mil uno se obtuvo la licencia de funcionamiento hasta el grado undécimo, según Resolución 1444 y se organizo la sala de audiovisuales, la banda de paz, adquiriendo los instrumentos para su funcionamiento.
Para el año dos mil dos la institución contaba con 1852 estudiantes  distribuidos en 4 grados de transición, en dos aulas especializadas, 26 grupos de básica primaria, distribuidos en la jornadas de la mañana y tarde, 14 grupos en bachillerato hasta 10º grado, para un total de 44 grupos y 49 docentes altamente calificados, de los cuales 18 laboraban por contrato.
Debido a los cambios presentados en la educación colombiana se realizó la fusión de las diferentes escuelas (Harold Eder, José  Manuel Groot, Vicente escobar López y Eduardo Santos) para conformar la Institución Educativa Harold Eder, mediante resolución 1800 de septiembre 04 del 2002. Con la fusión aparece la figura de un rector. Para este tiempo la institución cuenta con 2500 alumnos, 87 docentes y 76 grupos de Transición a 11º, Incluidos los 5 ciclos de la jornada nocturna, una secretaria, una aseadora y tres vigilantes.
IMAGEN 8. William Mallama Lugo Historiador

No hay comentarios:

Publicar un comentario